Mi primer viaje a Europa. Primera parada: Londres.

Para recordar la mayor parte de las cosas yo tengo que escribirlas, mi mente no retiene información por mucho tiempo, o no de la mejor manera, a menos que sean episodios de Los Simpsons, esos están clavados en mi cerebro por siempre, así que este es un intento de plasmar todo lo que aún recuerdo y que no quiero olvidar jamás sobre mi primer, y espero que no único, viaje a Europa.

Siempre existe la lista interminable de cosas que quieres ver cuando viajas, las expectativas, todas las fotos que has visto, todo lo que te han contado, pero de alguna manera, cuando llegas a tu destino todo eso se desvanece y se empieza a construir tu versión, tu verdad sobre las cosas de las que todo mundo podrá opinar, pero después de que tienes tu propia experiencia, nada de eso importa más.

Así que en busca de nuestra propia versión del mundo, nos aventuramos mi esposo y yo a conocer varios Países de Europa, entre febrero y marzo del 2017, con apenas 6 meses de casados.

Mi primer contacto con Europa  en la vida real fue en Londres, recuerdo vagamente el aeropuerto, recuerdo al tipo que me revisó mis documentos, y recuerdo tomar el Gatwick Express para dirigirme al hotel, una vez que estuve en el exterior todo fue cada vez mejor, (no que antes no fuera bueno); el día nublado, el frío intenso, las afueras de la ciudad, las casitas, la misma experiencia del tren, Londres te atrapa desde que llegas, el hotel estaba cruzando una callecita de una de las estaciones más concurridas de la ciudad, al salir de la estación fue como entrar en un cuentito, uno muy elegante, el hotel estaba a unos minutos del Palacio de Buckingham, llovía ligeramente, así que empezamos el recorrido caminando tranquilamente intentando grabar cada recoveco de la ciudad en nuestras mentes, cosa a veces no muy fácil de hacer, de verdad tienes que detenerte a analizar dónde estás parado, sobre todo cuando tu primera parada es un palacio real.

No creo que Londres pudiera haberme recibido mejor, entre el Big Ben, que es demasiaaaaado bonito, taan elegante, todo a su alrededor, los teléfonos rojos, los clásicos autobuses, el London Eye en total contraste con sus lucecitas, el Támesis, Piccadilly Circus, su gente súper fancy, el frío y la lluvia, me sentí totalmente enamorada de ese lugar, y ni siquiera había visto nada aún.

DCIM100MEDIA
Palace of Westminster
IMG_6280
London Eye

IMG_6261Al día siguiente, con un día soleado por delante visitamos The Royal Albert Hall, Hyde Park, Abbey Road Studios y su linda tiendita de la cual ¡me quería llevar todo!

IMG_6346IMG_6348IMG_6352IMG_6354IMG_6360

IMG_6345
Abbey Road Studios♫

IMG_6344

La experiencia de la clásica foto cruzando la calle como los Beatles fue de hecho de lo más chistoso, llena de turistas y de locales sonando el claxon porque simplemente quieren pasar y seguir su regular camino, conduciendo, por cierto, del otro lado, cosa bastante extraña aún siendo peatón, se te olvida a qué lado de la calle debes mirar antes de cruzar, por si acaso, yo intentaba mirar para todos.

IMG_6378IMG_6341left

IMG_6335
Hyde Park

Todo lo que visité me encantó, pero el Tower Bridge se lleva un puntaje súper alto, desde que lo ves de lejos, todo el camino hacia él, pasando por Shakespeare’s Globe, los restaurantes y murales, todo simplemente parece mágico, una vez en lo alto, con todo el color azul alrededor, la ciudad toma otra perspectiva, yo me sentí diminuta pero poderosa a la vez, sentí que viajé en el tiempo, como si hubiera tomado prestado un momento y un lugar que no me correspondían, una vez más tuve que detenerme a procesar que esa era yo, trepada en ese puente, tomando esas fotos, respirando ese aire.

DCIM100MEDIA
Tower Bridge

DCIM100MEDIAIMG_6406

IMG_6401
William Shakespeare Mural
IMG_6396
Shakespeare Globe Theatre

Sólo estuvimos dos días en Londres, el tiempo está lejos de alcanzar para recorrer toda la ciudad, para conocer todo ¡y cada momento se debe aprovechar!

DCIM100MEDIA
Piccadilly Circus
DCIM100MEDIA
Royal College of Music
DCIM100MEDIA
Royal Albert Hall

DCIM100MEDIA

DCIM100MEDIA
Westminster Bridge

A pesar de que la noche había caído nos aventuramos a conocer al menos el estadio del Arsenal, recorrimos lugares no muy transitados por los turistas, callecitas vacías y obscuras pero logramos nuestro cometido y conocimos el  Emirates Stadium, aunque sea por fuera. Fue el primer estadio europeo en el que estuvimos, así que fue un momento importante en nuestro viaje, aunque tuvimos que irnos pronto porque comenzó a llover y la noche nos recordaba que estábamos lejos de nuestro hotel.

IMG_6456
Emirates Stadium

IMG_6450

Creo recordar que lo último que quisimos visitar antes de partir fue el Big Ben de nuevo, quedarnos con esa imagen bien grabada, con promesa de volver algún día a esa ciudad de la que no queríamos despedirnos.

IMG_6436
Big Ben

IMG_6281Hay muchísimo por ver en Londres, la ciudad te invita a quedarte, es de esos lugares donde se te antoja vivir, no importa el frío, no importa la lluvia, sobre todo siendo tu primer contacto real con Europa, ¿qué mejor primera impresión?

FIRMA-V


2 respuestas a “Mi primer viaje a Europa. Primera parada: Londres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s