El amor a mis treinta y un años de edad.

He conocido muchas clases de “amor”, desde el niño que me gustaba en la primaria que a la vez me caía mal hasta el verdadero que conocí apenas a los veintiséis. Y una cree que sabe del amor antes, pero la realidad es que no tenía ni idea.

Yo solía creer que el amor era como en las películas, perfecto e inmaculado, solía pensar que algún día iba a conocer al hombre perfecto del que me enamoraría perdidamente y no habría mejor sentimiento que ese, tal vez todas las niñas pensamos eso, nos imaginamos nuestra  boda, la luna de miel, la casa, toda esa ilusión, pero con el paso del tiempo me fui olvidando de eso, de esa idea, comencé a pensar que en la realidad las cosas no funcionaban así, después de algunas desilusiones, de ir perdiendo el interés, de no encontrar ese equilibrio, porque cuando yo me sentía enamorada las cosas no resultaban y cuando alguien me quería a mí yo ya no estaba interesada, y así, un ir y venir que no llegaba a sentirse como en todas esas películas, en esos libros, en esas historias y simplemente me fui volviendo más cínica, me convertí en una de esas personas que decían “¿casarme? naaah, tal vez algún día muuuy lejano…” y todo porque cuando escuchaba una canción de amor que realmente me encantaba y no dejaba de cantarla, en el fondo quería sentirme como la persona que la escribió, quería poder escribírsela a alguien pero mi realidad no me alcanzaba. Y eso me molestaba, claro, muy en el fondo.

Pero la cosa es que, Dios trabaja de maneras misteriosas, creo que en el fondo se divierte un poco con nosotros, porque Él ya sabe lo que nos espera mientras andamos por ahí tan desprevenidos, y así andaba yo, hasta que conocí a Iván, y ya nada pudo ser igual jamás, de repente todas esas canciones parecían salidas de mi mente, de repente yo era la protagonista de la película y todas esas cosas que me parecían ridículas comenzaron a pasarme a mí, me di cuenta de que todo eso es real, y si alguien lo plasmó en una canción, en un libro, en una escena, es porque alguna vez lo sintió, es porque conoció el sentimiento, y parece irreal, y si tú nunca lo has sentido tal vez te vas a burlar (aunque en el fondo lo quieras también), y tal vez te quieras conformar con sentirte “bien”, pero creo que es mi deber decirte que la magia existe, y no estoy diciendo que vas a encontrar a alguien perfecto, sin ningún defecto y que jamás te hará enojar, claro queee noo, esta magia consiste en no querer visualizar tu futuro sin esa persona, y elegirla cada día a pesar de que te haga enojar, a pesar de que haya desacuerdos, a pesar de que, como todos los humanos, tenga defectos, esa magia te hace regresar a ser esa niña y a tener esas ilusiones y a ser quien realmente eres, pero en una versión mejorada, esa es la mejor clase de amor, la que es real y la que te hace crecer, la mejor clase de amor es la que parece que no existe, es la que te tiene que pasar para que la creas, y yo creo que todos tenemos derecho a esa clase de amor, y me parece tan ilógico que haya quien decida no sentir eso jamás.

Sé que no todos fuimos igual de niños, ni somos igual ahora, no nos entusiasman las mismas cosas, ya sea la boda, la familia, los bebés, los viajes, las aventuras, lo que sea que quieras vivir, compártelo con alguien que te deje ser tú, alguien que enriquezca tus días, alguien que parezca de cuento pero que sea genuino, alguien que juegue Street Fighter contigo, alguien que sea tu mejor amigo aunque sean rivales en el fut.

Pero sobre todo aprende a estar a solas contigo mismo, a amarte primero, he conocido gente que no puede ni tomarse un café a solas, no sé si le temen a sus pensamientos o no se caen del todo bien 😛 el amor empieza dentro, y como resultado de lo que tienes es lo que puedes dar, y yo creo firmemente que el verdadero amor te va a llegar hasta que estés listo, porque si te llega antes ni siquiera te vas a dar cuenta.

Y escribo esto prácticamente para mi Yo del pasado, esa que se la pasa escuchando Black de Pearl Jam una y otra vez, por si alguna vez viajo en el tiempo y tengo en mi poder un artefacto con Internet, o maybe lo escribo para ti que te preguntas si eso es todo lo que vas a conocer en la vida, yo qué sé… maybe.

I said maybe… you’re gonna be the one that saves me♫

FIRMA-V

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s